Se me acabaron las ganas de seguir

Lo que él no sabe, es que mientras me contesta y le contesto, pasa dentro de mi una explosión de mariposas.

Me hago tatuajes con pluma. Y por lo menos la mitad llevan tu nombre.

No quiero ser la tonta que no puede vivir sin ti.

Por su bienestar mental, no se enamoren.